Atención 24 horas, Central telefónica de emergencia: +562 2275 0080 info@veterinariaelrodeo.cl

¡El verano está oficialmente con nosotros!

Si bien esta temporada soleada es amada por muchos, para nuestros queridos caninos, el verano puede ser una lucha con la deshidratación y el golpe de calor, disparándose cuando alcanzamos las temperaturas más cálidas.

 

A continuación, les presentamos nuestros consejos esenciales para que su peludo amigo pasee de forma segura en el calor del verano.

  • Planifique sus paseos de acuerdo al termómetro. Opte por una caminata temprano en la mañana o un paseo por la tarde para evitar peak de sol y calor. Un consejo: si se presenta un día fresco, ¡aprovéchalo! La temperatura más baja le dará a tu perro energía para una caminata más larga.
  • Ve despacio y trae agua. En días muy calurosos, mantenga la caminata a un ritmo más lento, con muchas oportunidades para que su perro descanse a la sombra o beba un poco de agua. En todas nuestras sucursales podrás encontrar esta botella de agua para perros que incluye un recipiente desmontable para beber fácilmente y mantener su agua fresca.
  • Tenga cuidado con la deshidratación y el golpe de calor. Sin glándulas sudoríparas, los perros dependen del jadeo para regular su temperatura corporal. Desafortunadamente, el sobrecalentamiento puede ocurrir repentinamente en los perros y con bastante frecuencia. Los veranos en Chile no son una broma: las temperaturas pueden subir más de 30 grados y el asfalto caliente se cuece al sol. Si bien tenemos sistemas de enfriamiento eficientes para mantener la temperatura corporal estable, a nuestros cachorros les cuesta mucho más manejar el calor, y solo jadean para enfriarlos. Algunas formas de mantener a su perro feliz y libre de insolación este verano son las siguientes:
  • Para empezar, mantenga su casa fresca, con el recipiente de agua siempre lleno de agua fresca y fría.
  • Siempre lleve agua en las caminatas: El recipiente de agua aislado mencionado anteriormente hará que su cachorro sea más feliz.
  • Tome descansos a la sombra y siga los pasos de su perro. Si se acuesta en un parche de hierba fresca, déjelo, esa es su forma de regular la temperatura de su cuerpo. ¡También es una señal de que está listo para volver a tu hogar!
  • En un día caluroso, sáltese el trote. No es necesario forzar el ejercicio cuando existe riesgo de insolación.
  • Si pone un bozal a su amigo de cuatro patas, cambie a uno que le permita jadear y beber.

  • Deje que su perro tome las decisiones. Esté atento al lenguaje corporal. Cuando hay una tormenta eléctrica, es probable que su perro se acobarde en el clima aterrador y quiera ir directamente a la puerta. Del mismo modo, si las temperaturas se han disparado y su perro parece no tener ganas de caminar, no lo presione. Deje que haga sus necesidades y regrese adentro.
  • El asfalto y el concreto se hornean con el calor y pueden quemar las almohadillas de las patas de su cachorro. Afortunadamente, hay muchas botas para perros y protectores de patas para mantener las patas de tu peludo amigo seguras y felices. Y aquí hay un truco ingenioso si no está seguro de caminar: coloque el dorso de la mano directamente sobre el pavimento. Si puede mantenerlo allí cómodamente durante 5-10 segundos, está libre.
  • Prueba el protector solar. Puedes encontrar en todas nuestras sucursales este protector Para los perros con pelajes más cortos o áreas desnudas que son susceptibles de quemarse, este producto es un gran recurso para mantener a su cachorro cómodo y seguro bajo el sol.
  • Y por último, nunca, nunca dejes a tu perro en el auto. Un perro solo tarda quince minutos en experimentar daño cerebral en un automóvil caliente. Simplemente no vale la pena correr el riesgo: ¡deje a su cachorro en casa!